Innovación Ambiental: El Progreso de los Propelentes en la Industria Farmacéutica

Innovacion-Ambiental-El-Progreso-de-los-Propelentes-en-la-Industria-Farmaceutica

En las últimas décadas, los espráis han revolucionado nuestra vida cotidiana, brindando una mayor conveniencia en una amplia gama de productos, desde desodorantes hasta insecticidas, pasando por lacas para el cabello y pinturas en aerosol. Detrás de esta comodidad se encuentra un componente esencial pero muchas veces pasado por alto: los propelentes.

Los propelentes son los gases que impulsan el contenido de un aerosol desde el envase hacia el exterior. Estos gases pueden ser de distintos tipos, desde hidrocarburos hasta gases halogenados, y se seleccionan en función de la aplicación deseada y de consideraciones medioambientales y de seguridad. Por ejemplo, los propelentes de aerosoles utilizados en la industria de la belleza y el cuidado personal suelen ser hidrocarburos como el butano o el propano, o dimetil éter, mientras que los productos técnicos pueden requerir propelentes más especializados.

Además de estas aplicaciones más bien cotidianas, los propelentes también desempeñan un papel fundamental en el ámbito farmacéutico. Concretamente, son imprescindibles en la administración de medicamentos inhalados, como los inhaladores de dosis medida utilizados en el tratamiento del asma y otras enfermedades respiratorias. Estos propelentes, denominados como «grado farma«, deben cumplir con estándares estrictos de pureza y seguridad, ya que entran en contacto directo con el cuerpo humano.

En los últimos años, el campo de los propelentes de aerosol ha experimentado una rápida evolución en respuesta a la necesidad de encontrar alternativas más seguras y sostenibles. La preocupación por el agotamiento del ozono y el cambio climático ha impulsado la búsqueda de nuevos materiales que cumplan con los requisitos de la industria farmacéutica sin comprometer el medio ambiente.

En este contexto, el R152a ha surgido como una opción prometedora. Este hidrofluorocarburo, que está en proceso de aprobación por parte de la FDA, tiene el potencial de convertirse en un propelente de referencia para los medicamentos inhalados. Su capacidad para cumplir con los estrictos criterios de pureza y seguridad lo hace ideal para su uso en productos farmacéuticos, ofreciendo una alternativa sostenible, segura y eficaz a los propelentes tradicionales.

Otra alternativa destacable en desarrollo es el HFO-1234ze, comercializado por Honeywell bajo el nombre Solstice® Air. Este compuesto, caracterizado por su bajo Potencial de Calentamiento Global (GWP, por sus siglas en inglés), se perfila como otro potencial referente para la industria farmacéutica en la búsqueda de propelentes más respetuosos con el medio ambiente.

En conclusión, la necesidad de evolución de los propelentes de aerosol está impulsando la innovación en la industria farmacéutica, incentivando una mejora de la sostenibilidad de los medicamentos inhalados, sin comprometer su eficacia y seguridad. Con el R152a y el HFO-1234ze en el horizonte, el futuro de la administración de medicamentos inhalados se presenta prometedor y sostenible.

■ Equipo de comunicación

logo Grit


GRIT
gases research innovation & technology